martes, 24 de enero de 2012

2012 año de incertidumbres y de retos


Empezamos el 2012 con fuerza, aunque sea con un poco de retraso en cuanto a las entradas al blog. Ante un año de incertidumbres, los mayas decían que se acabaría el mundo el 12-12-2012, ya lo comprobaremos, la dichosa crisis, los recortes por todos lados y otras desgracias más, pero también es un tiempo de oportunidades, hay que seguir trabajando para salir adelante con ilusión por hacer cosas que nos llenen y nos hagan disfrutar, de nada nos sirve compadecernos todo el día, así no solucionaremos nada.

En cuanto al riesgo químico, es un año con varios temas y algunos retos importantes en el horizonte.

Uno de los temas en plena ebullición es el de la nanotecnología, para mi, hasta el momento, sólo se ha dejado ver la punta del iceberg, pero hay mucho trabajo por delante en cuanto a establecer realmente los riesgos a los que están expuestos los trabajadores, sistemas de evaluación adaptados a los mismos, ya hay algún método simplificado que deberíamos empezar a estudiar su aplicabilidad, medidas de gestión de riesgo, sistemas de medición adecuados, etc., un campo con mucho futuro por delante en el que hay que seguir trabajando. Quizá en este tema, como en otros, habría que aunar esfuerzos para realizar equipos de trabajo de distintas entidades con el fin de tener una línea de trabajo adecuada, que se prioricen aquellos aspectos de más interés en prevención y que se saque el mayor partido posible a los pocos recursos disponibles. INSHT, asociaciones de empresarios sectoriales, mutuas, centros de investigación aplicada son un ejemplo de entidades que podrían trabajar conjuntamente.

Otro tema siempre presente es el de las enfermedades profesionales (EEPP), su presunta infradeclaración y el hecho de echarse las culpas unos a otros en cuanto a la responsabilidad en este tema pero no hacer nada para solucionarlo. Creo que se debería hacer un análisis en profundidad de la problemática en cuanto a su declaración y proponer los cambios legislativos necesarios en cuando al cuadro de EEPP para mi mejorable, los medios y sistemas de declaración de la contingencia, la formación de los profesionales relacionados con su gestión, las mejoras en el Sistema Público de Salud para hacer aflorar las mismas, etc. En definitiva un análisis totalmente imparcial de la situación para detectar los puntos débiles de la normativa y realizar los cambios necesarios, pero con un consenso entre empresas, sindicatos, administración, mutuas, etc.

Otros retos relacionados directamente con las EEPP son el concepto de exposición y las sustancias sensibilizantes o lo que es lo mismo, cómo actuar ante un trabajador sensibilizado a ciertas sustancias. El tema de exposición ya fue objeto de tres entradas en este mismo blog, pero la actuación en las empresas, en la mayoría de casos, es complicada, desde el punto de vista técnico y también porqué no decirlo de otros intereses. Por ello este concepto de exposición aplicado a embarazadas, por ejemplo, o en caso de trabajadores sensibilizados hace necesario unos procedimientos de actuación técnicos consensuados para afrontarlos. Aquí también se hace necesario un acuerdo entre técnicos de prevención, personal facultativo médico y responsables de la gestión de prestaciones. En cuanto a las embarazadas destacar la guía del INSHT “Directrices para la evaluación de riesgos y protección de la maternidad en el trabajo” que puede ayudar a este fin.

Respecto a las Metodologías simplificadas que tanto hemos hablado en este blog hay que constatar que cada vez son más y mejor aceptadas por las empresas, con un fin cada vez más preventivo, en cuanto a actuar y aplicar medidas preventivas más que cumplir el expediente, con la ley y hacer mucho papeleo. Tanto empresas pequeñas y medianas, así como las grandes, cada una de ellas con un enfoque diferente, pero con el mismo fin, están utilizando dichas metodologías con unos resultados muy satisfactorios para todas las partes y, especialmente, en el objetivo final que es la prevención. No obstante, hay que seguir perfeccionando dichos métodos y mejorándolos, para que su uso sea más ampliamente aceptado y nos de seguridad que sea una técnica útil y fiable. Hay que trabajar especialmente, si hablamos del método del COSHH y del utilizado por Asepeyo, en la confección de fichas de control más específicas y para los distintos sectores de actividad.

En cuanto al REACH, sigue su avance hacia la nueva fecha límite del 31 de mayo de 2013 para cumplir con una serie de obligaciones por parte de las empresas: registro de las sustancias comercializadas en más de 100 t/año en fase transitoria, los usuarios intermedios deben notificar sus usos a sus proveedores con anterioridad a esta fecha, etc. Por tanto, hay que seguir trabajando en su cumplimiento, hacer un esfuerzo por identificar, de estas obligaciones, aquella información y los estudios que podremos aprovechar para prevención, especialmente en cuanto a escenarios de exposición, evaluación de seguridad química, fichas de datos de seguridad, etc.

Para ir acabando y casi como una primicia, es la puesta en marcha de la Asociación Española de Higiene Industrial (AEHI) que, aunque ya está constituida, como siempre y más en los tiempos que corren, hasta que la página web no esté en funcionamiento es casi como si no existiera. Es una asociación técnica y científica que tiene el fin de promocionar la profesión en España y cuyos objetivos se enfocan al trabajo y esfuerzo de mejorar los lugares de trabajo eliminando y/o minimizando los riesgos derivados de las exposiciones a agentes físicos, químicos y biológicos. Para ello, es fundamental la agrupación de todos aquellos que se dedican a la práctica diaria de la higiene industrial. Os seguiremos informando y el enlace es http://www.aehi.es/.

Finalmente animaros una vez más a seguir disfrutando de vuestro trabajo y de vuestros objetivos e ilusiones, feliz 2012 aunque con retraso y sobretodo salud, que es lo verdaderamente importante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario